¿Quieres saber cómo salir de deudas y volver a tener una estabilidad financiera? Te comprendo perfectamente.

Las deudas son como una sombra persistente que nos sigue a todos lados, ¿no es así?

Aunque no son necesariamente malas, es esencial aprender a gestionarlas de forma adecuada para evitar que se conviertan en un obstáculo en nuestro camino hacia nuestras metas y sueños.

En este artículo, examinaremos por qué las deudas mal manejadas pueden convertirse en un verdadero impedimento para alcanzar nuestros objetivos.

Pero no te preocupes, no estamos aquí solo para señalar el problema, ¡sino también para ofrecerte soluciones!

Te daremos seis valiosos consejos que te ayudarán a liberarte de esas deudas que tanto te agobian e impiden avanzar. Así que prepárate para tomar el control de tus finanzas y darle un giro positivo a tu vida.

¿Por qué nos endeudamos?

Con la invención de la moneda, no solo se impulsó el comercio de la época, sino que también se crearon nuevas formas de pago.

Esto llevó a muchas personas a entrar en una espiral de deudas, causando el quiebre financiero de muchas naciones, un problema que sigue afectando a las sociedades actuales.

Pero, ¿por qué nos endeudamos? Nuestro deseo de adquirir nuevos productos, ya sea por necesidad o capricho, nos lleva a buscar recursos monetarios que tal vez no tengamos en ese momento, resultando en dolorosas deudas.

La falta de educación financiera que las instituciones educativas no nos brindan solo agrava la situación.

Así, en la adultez, nos enfrentamos a una realidad económica para la cual no estamos preparados, sin saber cómo pagar los gastos que nos permiten vivir cómodamente.

Esto nos hace caer en la trampa de los créditos rápidos engañosos. Aunque solucionan la crisis del momento, nos envuelven en una serie de deudas que se incrementan con el tiempo hasta hacerse impagables.

Por lo tanto, nuestra falta de conocimiento sobre cómo gestionar nuestros ingresos nos impide establecer objetivos financieros que nos permitan alcanzar la tan deseada libertad económica.

Esta ignorancia nos obliga a vivir en un estado de piloto automático, tomando decisiones financieras sin pensar, lo cual es aprovechado por los vendedores profesionales que nos bombardean constantemente con sus productos, incrementando así nuestra espiral de deudas.

→ VER TAMBIÉN: Préstamo entre Particulares: CrowdFunding para Invertir y Ganar Dinero

Las deudas nos alejan de nuestros objetivos

Siempre he creído que la perseverancia, el esfuerzo y la disciplina son claves para alcanzar nuestros objetivos. Sin embargo, las deudas influyen negativamente en este proceso.

Cuando tenemos deudas, todos nuestros pensamientos se centran en tratar de cancelarlas lo antes posible.

Esto se convierte en nuestro principal objetivo, dejando de lado otros hasta que terminemos de pagar todas las deudas.

El problema es que no sabemos cuánto tiempo tomará solventarlas, y este periodo de incertidumbre puede afectar tanto nuestra salud física, aumentando el estrés y la ansiedad, como nuestra salud mental.

¿Qué dicen los expertos?

Megan Ford, licenciada en terapia matrimonial y familiar de la Universidad de Georgia, señala que “Dependiendo del nivel de endeudamiento y de la capacidad del individuo o la familia para resolver el asunto, el impacto en la salud mental puede ser pasajero o extenderse por muchos años.”

Esto es corroborado por un estudio publicado en la Revista de Salud Pública Europea, el cual establece que “los adultos endeudados son tres veces más propensos a tener un trastorno mental común que los adultos sin deudas.”

Es evidente que existe una relación directa entre la salud y las deudas. ¿Cómo podríamos seguir enfocados en nuestras metas si nuestra mente y cuerpo no están en armonía?

Por lo tanto, lo mejor que podemos hacer es deshacernos de las deudas lo antes posible y evitar adquirir nuevas.

Existen muchos métodos efectivos para cerrar las deudas una a una, proporcionándote alivio mental al haber alcanzado un eslabón hacia la libertad financiera.

6 consejos para salir de deudas

1. Cambia tu forma de pensar

Nunca saldrás de las deudas si no cambias tu forma de pensar.

El primer paso es sincerarte sobre tu situación financiera para comprender la gravedad del problema y lo importante que es solucionarlo rápidamente.

Sé que enfrentar la realidad no será fácil. Surgirán emociones que te harán cuestionar tus decisiones al gastar tanto y no controlar tus consumos. Pero este choque es necesario para entender cómo manejas tus ingresos y saber dónde puedes hacer cambios.

Ver este panorama te ayudará a ser menos indiferente con tus deudas y a buscar asesoría financiera que te permita salir poco a poco del espiral de deudas.

2. Apunta todas las deudas que tengas

Después de reconocer tus problemas de deuda, es momento de actuar.

¿Pero por dónde empezar?

Debes identificar cada una de tus deudas. Busca todas tus facturas de tarjetas de crédito y documentos de créditos bancarios, incluso préstamos verbales con amigos o familiares.

Anota todas esas deudas, por pequeñas que sean.

Detalla toda la información relevante de cada deuda. Esto te ayudará a comprender la magnitud del problema y te permitirá establecer qué hacer con cada una de ellas.

3. Anota tus ingresos y gastos

Para controlar mejor tus finanzas, debes saber exactamente en qué gastas el dinero.

Puede parecer innecesario, pero muchas veces las mayores deudas se originan de gastos pequeños que se acumulan.

El objetivo de escribir tus entradas y salidas de dinero es distinguir qué tipos de gastos realizas y eliminar los innecesarios. Al reducir algunos gastos al mes, podrás ahorrar lo necesario para cubrir algunas deudas.

Clasifica tus gastos en tres categorías: indispensables, necesarios y anhelados. Elimina o reduce los necesarios y anhelados para transferir ese dinero al pago de deudas.

4. Busca formas de generar ingresos extras

Si tu método actual para generar ingresos no es suficiente, es momento de buscar otras formas de ganar dinero. No importa si tienes que trabajar más, lo importante es saldar todas tus deudas lo más rápido posible.

Internet ofrece una variedad de actividades para generar dinero en tu tiempo libre, sin necesidad de experiencia. ¡Sé proactivo y encuentra lo que mejor se adapte a ti!

5. Crea un fondo de emergencia

Las deudas a menudo comienzan con una emergencia. Un fondo de emergencia puede ayudarte a evitar nuevas deudas mientras pagas las antiguas.

Aunque pueda parecer difícil crear un fondo cuando no tienes dinero, sigue los pasos anteriores para reducir gastos y aumentar ingresos y empieza a aportar a tu fondo de emergencia.

6. Aplica métodos para salir de deudas

  • Método bola de nieve: Este método consiste en saldar primero las deudas más pequeñas. Ordena tus deudas de menor a mayor. Usa tus ingresos extras para cubrir las cuotas mínimas y abonar una parte significativa en la deuda más pequeña. Una vez saldada, usa ese dinero para la siguiente deuda, y así sucesivamente, creando un efecto de bola de nieve.
  • Método cascada: Este método prioriza las deudas con la tasa de interés más alta. Ordena tus deudas de mayor a menor interés. Usa tus ingresos extras para cubrir las cuotas mínimas y abonar en la deuda con mayor interés. Este método ahorra más dinero en intereses a largo plazo.

Conclusión

Las deudas son limitaciones que siempre estarán presentes en nuestra evolución financiera. Aprender a identificarlas, manejarlas y superarlas es crucial.

Conociendo tu nivel de endeudamiento y analizando los factores que te llevaron a depender de los créditos rápidos, podrás encontrar una solución adecuada.

Recuerda, no te desanimes. Hay varias formas de salir de las deudas y alcanzar tu libertad financiera.

→ VER TAMBIÉN: Transforma tu Vida y tus Finanzas: 7 Libros Imprescindibles para el Éxito Personal y Financiero